Saltar al contenido




Condiciones de uso
del correo electrónico

Disposiciones generales

  • telecable es responsable de cualquier nombre de dominio DNS de tercer nivel bajo el dominio "telecable.es", "telecable.com" y "spta.es". Actualmente, las direcciones de correo que estamos utilizando están situadas bajo el dominio "telecable.es".
  • Dentro de los servicios de comunicaciones que telecable provee, se ofrece buzones de correo electrónico y varias máquinas para el encaminamiento y recogida de correo a/desde Internet a todos nuestros usuarios que lo requieran. Teniendo registro de las personas que los están utilizando bajo las direcciones electrónicas de las que somos responsables.
  • Como gestores del servicio de correo electrónico dentro de nuestra empresa, nos reservamos el derecho de tomar las medidas sancionadoras contra los usuarios internos y externos que realicen cualquiera de los abusos incluidos en el Anexo 1.
  • telecable se reserva la facultad de inactivar el/las cuentas de correo a las que no se haya accedido durante 120 días naturales consecutivos. Previamente a la desactivación de las cuentas, se notificará por correo electrónico con una antelación de 15 días naturales la desactivación de la misma. El cliente puede solicitar el mantenimiento de la misma mediante respuesta por email al comunicado de aviso o poniéndose en contacto a través del Centro de Atención al Cliente de telecable (900 222 111).
  • Somos conscientes de:
    1. Las diversas actividades que trascienden los objetivos habituales del uso del servicio de correo electrónico que presta telecable [Anexo 1].
    2. Los perjuicios directos o indirectos que este problema ocasiona a nuestros propios usuarios, rendimientos de máquinas, lineas de comunicaciones, etc reflejados en el Anexo 2.

Objetivos

 

  • Preservar la privacidad y seguridad de nuestros clientes.
  • Garantizar la seguridad, rendimientos y privacidad de los sistemas de nuestra empresa y de los demás ISP's.
  • Evitar situaciones que puedan causar a nuestra empresa algún tipo de responsabilidad civil o penal.
  • Proteger la reputación y buen nombre de telecable en Internet.
  • Proteger la labor realizada por las personas que trabajan en los servicios de comunicaciones frente a ciertos actos indeseables.

Ámbito de la aplicación

  • Todas las máquinas de telecable capaces de encaminar correo electrónico (Estafetas).
  • Todas las piezas de mensajes (texto, cabeceras y trazas) residentes en ordenadores propiedad de telecable.
  • Todos los usuarios responsables de buzones asignados por los responsables de los servicios de correo de telecable.
  • Todos los servicios internos que utilizan el correo electrónico, como por ejemplo los servidores de listas de distribución, webmail, etc.

Compromisos

  • Emplear los recursos técnicos y humanos necesarios para intentar evitar cualquiera de los tipos de abusos reflejados en el Anexo 1.
  • Poner a disposición pública y fácilmente accesible de nuestros usuarios los términos y condiciones de uso del correo electrónico.
  • Poner a disposición de los usuarios del servicio de correo electrónico de telecable los procedimientos adecuados para que puedan actuar contra los abusos externos del correo que sufrirán en sus propios buzones (correo basura o spaming).
  • Mantener nuestros servidores de correo con las últimas mejoras técnicas (actualizaciones, parches, filtros etc) para defenderlos de los ataques definidos en el Anexo 1.
  • Proteger los datos personales de nuestros usuarios: nombre, apellidos y dirección de correo electrónico de acuerdo a la legislación española reflejada en la LOPD (Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal).
  • Intentar impedir y perseguir a usuarios internos que realicen cualquiera de las actividades definidas en el Anexo 1.
  • Dedicar un buzón (abuse@telecable.es) donde puedan ser enviados y atendidos los incidentes.

Términos y condiciones del uso del correo electrónico

  • Los usuarios son completamente responsables de todas las actividades realizadas con sus cuentas de acceso y su buzón.
  • Los usuarios deben ser conscientes de los términos, prohibiciones y perjuicios englobados en el Abuso de Correo Electrónico.
  • No es correcto enviar correo a personas que no desean recibirlo. Si le solicitan detener ésta práctica deberá de hacerlo. Si telecable recibe quejas, denuncias o reclamaciones por estas prácticas se tomarán las medidas oportunas.
  • Está completamente prohibido realizar cualquiera de los tipos definidos en el Anexo 1.

Procedimiento

Los pasos a seguir en caso de localizar algún usuario de nuestra red que realice estas prácticas serán los siguientes:

  • Si se recibe o se detecta cualquier actividad de Abuso de Correo Electrónico (ACE) (mediante un e-mail a postmaster@telecable.es o abuse@telecable.es o cualquier otro medio), se comprobará dicho Abuso a través de los logs de nuestros servidores y se llevará a cabo la localización del usuario. En caso que la información no sea suficiente, se desechará toda acción.
  • Localizado el usuario, se evaluará la incidencia detectada y si procede se le enviará un email desde el Responsable de Hosts de telecable, instándole a abandonar este uso del correo electrónico.
  • En caso de que la incidencia se repitiese una segunda vez, telecable se reserva el derecho de tomar las medidas oportunas para garantizar la seguridad y disponibilidad del servicio.
 ANEXO 1: TIPOS DE ABUSO

Las actividades catalogadas como ACE se pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

Difusión de contenido inadecuado

Contenido ilegal por naturaleza (todo el que constituya complicidad con hechos delictivos). Ejemplos: apología del terrorismo, programas piratas, pornografía infantil, amenazas, estafas, esquemas de enriquecimiento piramidal, virus o código hostil en general...

Contenido fuera de contexto en un foro temático. Pueden definir lo que es admisible: el moderador del foro, si existe; su administrador o propietario, en caso contrario, o los usuarios del mismo en condiciones definidas previamente al establecerlo (por ejemplo, mayoría simple en una lista de correo).

Difusión a través de canales no autorizados

Uso no autorizado de una estafeta ajena para reenviar correo propio. Aunque el mensaje en sí sea legítimo, se están utilizando recursos ajenos sin su consentimiento (nada que objetar cuando se trata de una estafeta de uso público, declarada como tal).

Difusión masiva no autorizada

El uso de estafetas propias o ajenas para enviar de forma masiva publicidad o cualquier otro tipo de correo no solicitado se considera inadecuado por varios motivos, pero principalmente éste: el anunciante descarga en transmisores y destinatarios el coste de sus operaciones publicitarias, tanto si quieren como si no.

Ataques con objeto de imposibilitar o dificultar el servicio, dirigido a un usuario o al propio sistema de correo

En ambos casos el ataque consiste en el envío de un número alto de mensajes por segundo, o cualquier variante, que tenga el objetivo neto de paralizar el servicio por saturación de las líneas, de la capacidad de CPU del servidor, o del espacio en disco de servidor o usuario.

Se puede considerar como una inversión del concepto de difusión masiva (1->n), en el sentido de que es un ataque (n->1).

En inglés estos ataques se conocen como "mail bombing", y son un caso particular de Denegación de Servicio (DoS). En castellano podemos llamarlos bomba de correo o saturación, siendo un caso particular de denegación de servicio.

Suscripción indiscriminada a listas de correo. Es una versión del ataque anterior, en la que de forma automatizada se suscribe a la víctima a miles de listas de correo. Dado que en este caso los ataques no vienen de una sola dirección, sino varias, son mucho más difíciles de atajar.

 ANEXO 2: PROBLEMAS OCASIONADOS

Efectos en los receptores:

Los usuarios afectados por el ACE lo son en dos aspectos: costes económicos y costes sociales. También se debe considerar la pérdida de tiempo que suponen, y que puede entenderse como un coste económico indirecto.

Si se multiplica el coste de un mensaje a un receptor por los millones de mensajes distribuidos puede hacerse una idea de la magnitud económica, y del porcentaje mínimo de la misma que es asumido por el emisor. En lo que respecta a los costes sociales del ACE debe considerarse, aparte de la molestia u ofensa asociada a determinados contenidos, la inhibición del derecho a publicar la propia dirección en medios como News o Web por miedo a que sea capturada.

Efectos en los operadores:

Los operadores de destino y encaminamiento acarrean su parte del coste: tiempo de proceso, espacio en disco, ancho de banda, y sobre todo tiempo adicional de personal dedicado a solucionar estos problemas en situaciones de saturación.